Reconozco que, hasta hace relativamente poco, no pensaba mucho en planificar mis finanzas, y mucho menos tener un presupuesto familiar de gastos e ingresos.

Si quería empezar a invertir, obviamente necesitaba un plan ¿qué porcentaje de mis ingresos irían a la inversión y cuanto al ahorro?

Lo primero, después de crear mi “colchón de emergencia”, era saber a cuanto subían mis gastos mensuales y cuanto me sobraba.

Mi banco de toda la vida es CAIXABANK, y con ellos puedo filtrar me a mes cuales han sido mis ingresos y gastos de ese mes, e incluso por categorías (super, ocio, transporte, etc..) una vez lo tengo me descargo el Excel y lo paso a mi presupuesto familiar, donde hago un seguimiento.

Con esto nos es fácil identificar cuáles son los gastos imprescindibles, los gastos opcionales y por otro lado lo que nos sobra para el ahorro/inversión.



¿Qué es eso de La regla del 50/20/30?

Es una técnica que nos facilitara gestionar todo nuestro dinero, dividiéndolo en porcentajes

50% – Destinado a los gastos imprescindibles, esos que debemos pagar si o si y no, el gimnasio no entraría en esta categoría… (¡este porcentaje puede variar, si tienes la suerte que necesites destinar menos a tus gastos mejor que mejor, más para ahorrar!)

20%- Este porcentaje de tus ingresos irá directamente al ahorro/inversión, yo en mi caso destino el 10% ahorro y el otro 10% a inversión. Estaría muy bien que tuvieras una cuenta a parte, una cuenta remunerada donde poder guardar ese dinero del ahorro.

30%-Es el que destinamos a esos gastos opcionales o prescindibles, aquí si podríamos incluir el gimnasio, no necesariamente deben ser gastos mensuales, por ejemplo aquí podrías destinar una cantidad para las vacaciones.

La regla del 50/20/30 hay que adaptarla según tus necesidades, tal vez en gastos imprescindibles con un 50% no tengas suficiente, no hay que seguirla a rajatabla simplemente es un método que nos puede ayudar a distribuir y diversificar mejor nuestros ingresos.

Veámoslo con un ejemplo práctico

Supongámos que cobramos una nómina mensual de 1.000€.

50%

La mitad (500€) permanecería en nuestra cuenta de gastos de 1º necesidad, por ejemplo, alquiler, facturas, comida y transporte.

30%

Nos podríamos reservar 300€ para los gastos más superfluos, por ejemplo, gimnasio, algo de ropa, o para esa escapada de fin de semana.

20%

Nos podríamos reservar 300€ para los gastos más superfluos, por ejemplo, gimnasio, algo de ropa, o para esa escapada de fin de semana.

Total Page Visits: 243 - Today Page Visits: 1

Deja un comentario